Glauco Sosa Glauco Sosa

Los fertilizantes utilizados por la agricultura profesionalizada suelen presentarse en estado sólido, gaseoso y líquido. Los más utilizados son los fertilizantes líquidos y los fertilizantes sólidos.

Lo primero al analizar características de los fertilizantes, ya sea en estado líquido o sólido, es dejar claro que los abonos y los fertilizantes son exactamente lo mismo.

En una segunda fase, hay que considerar que, según el estado físico en el que se presenten los abonos o fertilizantes, así será su aplicación en la plantación o en el suelo agrícola, y también influirá en la integración de los nutrientes en el suelo. Estos elementos nutritivos tendrán características similares, ya sea la aplicación de fertilizantes líquidos, sólidos o gaseosos, aunque podría variar la proporción de cada uno de los nutrientes.

Fertilizantes Líquidos

Aplicados directamente o disueltos en agua, los fertilizantes líquidos consiguen una rápida efectividad, ya que son absorbidos rápidamente. Pueden aplicarse al cultivo antes o después de la siembra y tienen su origen en materiales químicos u orgánicos.

En su presentación, pueden encontrarse en el mercado en forma de suspensiones o mezclas y soluciones.

  • Las suspensiones o mezclas están formadas por fertilizante sólido que se ha ido dispersando en un medio líquido.
  • Las soluciones contienen elementos nutritivos disueltos en agua de una forma homogénea, con un origen químico, natural o combinado. Estas soluciones pueden encontrarse de forma normal, sin presión, con uno o varios elementos nutritivos disueltos en el agua, y también en forma de soluciones con presión, que necesitan ser aplicadas por equipos especializados.

Fertilizantes Sólidos

Este tipo de abonos o fertilizantes suelen presentarse en polvo, granulados, macro-granulados, en pastillas, bastones, etc.

  • Los fertilizantes sólidos que se presentan en polvo se utilizan en el cultivo más tradicional y también en la hidroponía. Se aplican de una forma directa o bien diluidos en agua. El grado de finura del polvo suele variar en función del tipo de fertilizante utilizado.
  • Los granulados ofrecen una dosificación más precisa, liberando los nutrientes que contemplan de forma gradual y ayudando a que las operaciones realizadas con ellos sean cómodas y la aplicación, manual o con un equipo apropiado, ofrezca una distribución uniforme en el terreno.
  • Macro-granulados. Están formados por gránulos de un considerable tamaño, entre 2 y 3 cm., y van liberando los nutrientes de forma progresiva.
  • Los fertilizantes en pastilla son bastante completos.
  • Bastones. Se trata de una especie de pinchos de fertilizante concentrado, que van introduciéndose en el suelo y aportando al terreno su contenido, de forma gradual.

Ventajas de los fertilizantes líquidos respecto los sólidos

La aplicación de fertilizantes líquidos ofrece alguna ventaja sobre los sólidos. Una de ellas es que el manejo es totalmente mecánico en el caso de los líquidos, lo que puede agilizar las tareas. Además, consiguen un gran rendimiento y una gran uniformidad sobre el terreno.

Formas de aplicación de fertilizantes

Podemos distinguir entre tres métodos de aplicación de fertilizantes distintos:

  • Aplicación al suelo o radicular. El fertilizante se aplica directamente, con el fin de que los nutrientes aportados hagan su efecto lo antes posible.
  • Aplicación foliar. Es un sistema de aporte de nutrientes utilizando las hojas como vehículo transmisor. El nutriente es aplicado como si fuera lluvia y los nutrientes son absorbidos de forma inmediata. Con esta técnica, los resultados pueden visualizarse en un corto espacio de tiempo.
  • Fertirrigación. En esta técnica, los abonos se disuelven en el agua que se utilizará posteriormente en el riego. De esta forma, se aprovecha el flujo del agua como transmisor de los nutrientes. Esta modalidad supone un ahorro de agua, de energía, y de contaminación ambiental.

Existen tres formas de aplicar un fertilizante: Al suelo (radicular), al follaje (foliar) y al agua de riego (fertirriego).

Aplicación al suelo o radicular

Consiste en aplicar el fertilizante de manera directa o diluida en agua, en la base de la planta o en el sustrato, para que los nutrientes se encuentren presentes lo más cercano a sus raíces y éste pueda ser aprovechado por la planta. Esta fertilización permite que las plantas capten los nutrientes en forma adecuada con un suelo firme y un drenaje adecuado, para que se aproveche durante un período de tiempo más prolongado, pero si un suelo es muy suelto, el agua de riego escurrirá rápidamente y no podrá ser aprovechada por las raíces.

Si se utilizan productos ecológicos no existe posibilidad de sobre fertilizar y dañar la planta, pero si se usan productos químicos hay que tener especial cuidado en la dosis para no quemar sus raíces.

Una mala aplicación puede llegar a matar a la planta. Generalmente se aconseja no fertilizar en forma radicular una planta que fue recientemente trasplantada. Se deben esperar como mínimo unos 30 días.

ferti-1

La aplicación de fertilizantes al suelo comprende dos aspectos: la forma y el momento de aplicación.

ferti-2

ferti-3

Momento de aplicación

Se realiza según necesidades del cultivo y las reacciones del fertilizante con el suelo: antes de la siembra, durante la siembra o posterior a la siembra.

Aplicación foliar

Es la nutrición a través de las hojas, se utiliza como un complemento a la fertilización al suelo. Bajo este sistema de nutrición la hoja juega un papel importante en el aprovechamiento de los nutrientes. Consiste en aplicar el fertilizante en forma de lluvia a las hojas de la planta. La gran ventaja de esta fertilización está en el tiempo que se demoran los nutrientes en estar disponibles para la planta, ya que al entrar el producto en contacto con las hojas se absorbe de forma inmediata y los resultados pueden observarse en menos tiempo.

ferti-4

Los factores que influyen en la fertilización foliar pueden clasificarse en tres grupos:

  • Factores que corresponden a la planta: Se analiza la función de la cutícula, las estomas y ectodesmos (Partes internas de la planta) en la absorción de los nutrientes.
  • Factores ambientales: la temperatura, luz, humedad relativa y hora de aplicación.
  • Formulación del fertilizante foliar: se analiza el pH de la solución, surfactantes y adherentes, presencia de substancias activadoras, concentración de nutrientes en la solución, etc.

ferti-5

Actualmente se sabe que la fertilización foliar puede contribuir en la calidad y en el incremento de los rendimientos de las cosechas, y que muchos problemas de fertilización al suelo se pueden resolverá través de ella. La hoja tiene una función específica de ser la fábrica de los carbohidratos, pero por sus características anatómicas presenta condiciones que permiten la absorción de los nutrientes.

La Fertirrigación

Es una técnica de aplicación de abonos disueltos en el agua de riego a los cultivos.

ferti-6

El objetivo principal de la fertirrigación es el aprovechamiento del flujo de agua del sistema de riego para transportar los elementos nutritivos que necesita la planta hasta el lugar donde se desarrollan las raíces, con lo cual se optimiza el uso del agua, los nutrientes y la energía, y se reducen las contaminaciones si se maneja adecuadamente.

Fertilizantes Solubles

solubles-1

solubles-2

solubles-3

Fertilizantes Granulados

granulados-1


Sobre el Autor

Glauco Sosa

Glauco Sosa

Asesor Técnico - Honduras

Ing. Agronomo, con mas de 10 años de experencia en el campo.

Correo Electrónico: ventas@cadelga.hn


Comentarios

© Grupo Cadelga | Todos los derechos reservados 2020